Paco de Lucía, el primer flamenco ilustrado

Publicado el 07 junio 2024

 

Cómo enriquece una buena lectura. A la luz de una candela, junto a la chimenea, tumbadito en la piscina o en un banquito gaditano frente al mar. Siempre con un buen libro entre las manos. Una de las épocas en las que gozan más las personas lectoras –generalmente por disponer de un poquito de más tiempo libre– es el verano. Por eso, a lo largo de estas líneas vamos a hablar de una recomendación literaria. Se trata de la obra titulada Paco de Lucía, el primer flamenco ilustrado, de Manuel Alonso Escacena.

 

Escacena es abogado y aficionado a la guitarra flamenca. Se ha unido a la Editorial Almuzara para desgranar la vida y obra –más lo primero que lo segundo– del genuino maestro del toque algecireño. Porque sí, todos sabemos que Paco es uno de los artistas flamencos más famosos del planeta, pero aun así son muchas las partes de la vida de este tocaor que se desconocen.

Este nuevo libro sobre Paco de Lucía se ha editado coincidiendo con el décimo aniversario del fallecimiento del genio. «Una apasionante biografía que profundiza en su arrolladora personalidad a través de sus propias expresiones y las numerosas entrevistas realizadas por el autor a su entorno más cercano», cita la editorial en su web.

Manuel Alonso Escacena visita en las líneas que componen esta obra la personalidad del artista gracias a cientos de anécdotas que ha extraído a través de veintiuna entrevistas realizadas a músicos, hijos y familiares directos del maestro del toque. Cuenta con trescientas referencias bibliográficas repartidas entre vídeos, artículos de prensa y ensayos.

Además, por si todo esto fuese poco, cuenta con el beneplácito de la primera mujer de Paco, Casilda Varela. «Me parece magnífica, pero magnífica, la sensibilidad con la que están reflejados los matices. Creo que has intuido muy bien los rasgos de Paco. Difícil en un hombre con tantos matices», narra Varela al autor del libro.

 

 

«Paco de Lucía pisó muchos camerinos cutres con espejos rotos y olor a humedad, pero lo recordaba como una época de juventud y libertad. Desde ahí, en un abrir y cerrar de ojos, su nombre en la marquesina de un teatro de ópera en cualquier ciudad del mundo era garantía de colgar el no hay billetes dos meses antes de la actuación»

 

 

 

 

Un libro fundamental para profundizar en el mundo flamenco desde el punto de vista de un genio de la guitarra. A lo largo de la obra, Alonso Escacena recuerda que Paco de Lucía rechazó recoger premios prestigiosos, tres Grammy y un Goya. También, que se negó a grabar con los Rolling Stones, ¿acaso estos eran flamencos? O que se fumó junto al mismísimo Camarón de la Isla un porro que le regaló Bob Marley. Palabras mayores.

Quizá muchos no lo sepan, pero Paco de Lucía tuvo el mismo mánager que Paul McCartney y Tina Turner. Tampoco es conocido por todo el mundo que el genuino Carlos Santana aseguraba que la guitarra de Paco de Lucía estaba afinada por el mismísimo Dios. Además, colaboró en dos discos del mítico Luis Eduardo Aute, aunque lo que no es de tanto dominio público es que lo hizo a cambio de un güisqui y seis melones. Así lo destaca la sinopsis del libro extraída por Editorial Almuzara.

Como no podía ser de otra forma, la obra también ahonda en la estrechísima relación que guardaba Paco con Camarón. Paco de Lucía, una figura que «se echó a todos los flamencos a la espalda, entre ellos a Camarón», cita el autor. «Estaba poseído por él y dejó de ingresar millones en giras por grabar con esta figura del cante, de la que surge la duda de si hubiese sido la misma sin la guitarra de Paco de Lucía», argumenta Escacena.

«Paco de Lucía no nació siendo una estrella. Vivió de joven a veces en las giras, una vida de aventurero. Aprovechó una reyerta en un restaurante en México para echar mano a dos helados con un amigo e irse sin pagar el almuerzo. Pisó muchos camerinos cutres con espejos rotos y olor a humedad, pero lo recordaba como una época de juventud y libertad. Desde ahí, en un abrir y cerrar de ojos, su nombre en la marquesina de un teatro de ópera en cualquier ciudad del mundo era garantía de colgar el no hay billetes dos meses antes de la actuación», se expone en la reseña de la obra.

Una obra que recomendamos en Artes Escénicas Rebollar para disfrutar de la guitarra flamenca a través de un buen libro. Y no lo dudes, cuando termines de leerlo te entrarán ganas de tomar una guitarra entre tus manos. Cuando eso ocurra y quieras aprender flamenco, ven a visitarnos. Estaremos encantados de acompañarte en una vida jonda. ¡Compás!

 

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Apúntate

Suscríbete a nuestra newsletter

Os mantendremos informados de próximas convocatorias, monográficos, novedades y mucho más.

Artes Escénicas Rebollar

Artículos relacionados

Cinco maestras del baile flamenco (II)

En el artículo anterior hablamos de cinco grandes bailaoras: Carmen Amaya, Matilde Coral, La Lupi, Pastora Imperio y Sara Baras. Unas más clásicas y otras más actuales, pero todas maravillosas. Para esta segunda parte vamos a adentrarnos un poco en

Leer más
×