Las cuerdas en la guitarra flamenca

Publicado el 23 abril 2024

 

La madera es una de las partes principales de una guitarra flamenca, el elemento protagonista del que se hace este bello instrumento. De eso ya escribimos en una ocasión en nuestro blog. Pero, ¿qué pasa con las cuerdas? Te contamos alguna que otra cosilla sobre estas. Vente, que te va a gustar.

 

Como hemos comentado la madera es en una de las primeras cosas que pensamos cuando vemos una guitarra. También su construcción u otros detalles más estéticos de la misma. Sin embargo, uno de los componentes esenciales de este instrumento son las cuerdas. Estas influyen en el tono o en la facilidad de interpretación, así como en otras características de la guitarra.

Es importante destacar que no existe una cuerda única que sea la definitiva para todas las personas que quieran tocar la guitarra. Cada una tendrá sus preferencias y estilos en función de lo cómoda que se sienta. Por eso es importante probar y dar con la cuerda que más te interesa.

 

Los materiales de las cuerdas de la guitarra flamenca

Hoy en día las cuerdas tanto de la guitarra clásica como de la española o la flamenca están fabricadas en su mayoría de nailon. Eso sí, se presentan en diferentes materiales y calidades. Algunos ejemplos pueden ser el nailon de titanio, rectificado, polímero compuesto o el estándar.

Pero no siempre ha existido el nailon. Antes de que llegase a nuestras vidas, allá por 1940, las cuerdas de las guitarras siempre estaban hechas de tripa animal. Por norma general de cerdo, oveja o vaca. Este material es bastante elástico y ofrece un sonido muy especial, cálido, pero también tenía problemas, es muy sensible a los cambios de temperatura y humedad, por lo que son poco duraderas y su mantenimiento es complejo. Eso sí, pese a todo esto, siguen siendo apreciadas por algunas personas amantes de la guitarra que buscan un sonido más auténtico en las interpretaciones de palos históricos.

 

 

«Ya que sabes una mijita más sobre cuerdas de la guitarra flamenca solo te queda pasarte por Artes Escénicas Rebollar en Sevilla y tener el instrumento entre las manos para que el flamenco fluya. Da igual si eres principiante o ya tienes soltura. Tenemos cursos y clases para todos los niveles. El arte flamenco en Sevilla se aprende Artes Escénicas Rebollar»

 

 

A partir del siglo XVII se comenzó a usar el entorchado en la cuerdas. En este periodo se experimentó con la técnica del entorchado, es decir, enrollar un hilo metálico –de plata, níquel o cobre– alrededor de un núcleo de tripa o seda, o de nailon o acero en los tiempos modernos. Las cuerdas entorchadas proporcionan una mayor masa y resistencia sin aumentar demasiado el grosor de la cuerda. Esto consigue un sonido más profundo y resonante.

  • Nailon estándar. Es la cuerda más tradicional, con un sonido cálido y equilibrado.
  • Nailon de titanio. Mayor duración que el estándar y un tono más brillante.
  • Polímero compuesto. Sonido brillante y potente. Muy utilizadas en guitarras flamencas.
  • Nailon rectificado. También muy apreciadas en guitarra flamenca. De tacto suave.

 

La tensión en las cuerdas de la guitarra flamenca

Una de las principales cosas a tener en cuenta en el encordado de una guitarra es su tensión. Por norma general las cuerdas para tocar flamenco tienen un elevado tono de tensión, que le ofrece más potencia al sonido. Las cuerdas flamencas más tensas suelen tener más brillo que las de una guitarra clásica, por ejemplo, que producen un sonido, por norma general, más dulce y envolvente.

¿Cómo elegimos la tensión? Depende de varios factores. Por ejemplo, de la dureza de la propia guitarra. Dos guitarras diferentes que tengan la misma tensión y misma marca de las cuerdas pueden ser totalmente distintas. La tensión puede darnos la impresión de ser mayor en una que en otra.

La dureza de las cuerdas también influye, por supuesto. Hay guitarristas que apuestan por cuerdas muy duras y otros por cuerdas blandas. Lo ideal es empezar con una tensión media e ir probando hasta encontrar el punto exacto en el que te sientas más cómodo. Y por último, por supuesto, la fuerza que tú mismo tengas será importante, así como el tiempo que le dediques diariamente al instrumento o la dureza de tus uñas.

  • Baja tensión: Son más fáciles de tocar, pero pueden tener menos volumen y proyección.
  • Media tensión: Proporcionan un equilibrio entre facilidad de interpretación y volumen.
  • Alta tensión: Ofrecen mayor volumen y proyección, pero pueden ser más difíciles de tocar.

 

Ya que sabes una mijita más sobre cuerdas de la guitarra flamenca solo te queda pasarte por Artes Escénicas Rebollar en Sevilla y tener el instrumento entre las manos para que el flamenco fluya. Da igual si eres principiante o ya tienes soltura. Tenemos cursos y clases para todos los niveles. ¡El flamenco que nos une! El arte flamenco en Sevilla se aprende Artes Escénicas Rebollar.

 

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Apúntate

Suscríbete a nuestra newsletter

Os mantendremos informados de próximas convocatorias, monográficos, novedades y mucho más.

Artes Escénicas Rebollar

Artículos relacionados

Cinco maestras del baile flamenco (II)

En el artículo anterior hablamos de cinco grandes bailaoras: Carmen Amaya, Matilde Coral, La Lupi, Pastora Imperio y Sara Baras. Unas más clásicas y otras más actuales, pero todas maravillosas. Para esta segunda parte vamos a adentrarnos un poco en

Leer más
×